martes, 20 de enero de 2015

Andrés Nieva






Nació en Villa Dolores, Córdoba. Publicó Love will tear us apart, Ediciones Diatriba 2011, Los diarios robados, Postales Japonesas Editora 2012. De próxima edición, Poemas nocturnos, Llanto de mudo, La casa con tres patios, Ediciones Diatriba, Cosmopoesía, Los Pájaros.
Escribe en el blog Los poetas se aburren.

¿Cuáles son los contextos de producción de tus escritos? ¿Tenés una rutina para ello?
A partir de estados de ánimo. Hay momentos que escribo de mi, de algo que miro, sobre lo cotidiano.
Escribir es una necesidad de mi alma.

¿Cuándo comenzaste a escribir? ¿Cómo describirías ese momento de incursión?
Un amigo músico me preguntó si tenía poemas para ponerles música. Le dije no, que no escribía. Insistió. A la semana siguiente tenía veinte poemas. A dos de ellos los hizo canción. Creo fue un empujón.

¿Cuándo sentís que un poema comienza a gestarse y cuándo lo das por terminado?
Nace en mi mente. Luego lo desnudo y lo visto en un cuaderno. Ha terminando cuando siento que el viento lo envuelve y lo lanza.

¿Qué lugar ocupa la corrección en tu metodología de escritura? ¿Les mostrás tus textos antes de terminados a otras personas?
Sinceramente lo corrijo apenas lo escribo y si quedo conforme, sobrevive. Los textos los comparto en Facebook o en el blog por si alguien quiere leerlos.

¿Creés que influyen otras artes, como el cine, la fotografía o la música en tu escritura?
Me gusta sacar fotos de cosas, pero creo que escuchar canciones me invita a escribir.

¿Participás en lecturas? Sea afirmativa o negativa tu respuesta, ¿cómo ves la escena de la poesía en tu ámbito local? 
A veces leo. Acá en Córdoba hay lecturas todas las semanas. Me gusta escuchar. Hay nuevas editoriales y hay ediciones cada mes y no miento.

¿Participás en concursos? Si es así, ¿de qué depende tu participación?
No participo. Me da fiaca.

¿Viajás o te movilizás geográficamente para participar en eventos poéticos? ¿Con qué frecuencia?
Voy a ferias que me invitan. Soy fácil de convencer.

¿Cuáles considerás tus mayores influencias en este momento?
En este momento me gusta leer poetas rusos, Ajmátova, Tsvietáieva, etc. Ojalá me ayuden a escribir un buen poema.

¿Cuál es tu postura respecto a los talleres literarios? ¿Participás o participaste en alguno, ya sea como asistente o como moderador? ¿Qué podés referir sobre esa experiencia?
Creo que tomar un taller literario tiene que servir para ayudar tu creación. Estoy convencido que la mejor forma de aprender es leer a grandes escritores.

¿Tenés algún blog, revista o medio de difusión de poesía propia o ajena online? Si es así, ¿cuál te parece que es su función?
Si, tengo uno. Pienso que si aguien puede leerte la creación del poema sirvió de algo. Se escribe primero para uno, luego sueltas el poema y deja de pertenecerte.

¿Has publicado recientemente o estás por publicar? ¿Cuál es tu criterio para elegir una editorial a la que presentarle tus textos?
Si todo sale bien, este año saldrán Poemas nocturnos en Llanto de mudo, La casa con tres patios, Ediciones Diatriba y Cosmopoesía, Los Pájaros. La editorial que tiene la locura de pedirme un texto se lo mando, no tengo problemas.

Como lector, ¿cómo hacés tu recorte? ¿Leés contemporáneos, clásicos, ambos? ¿Qué otros géneros frecuentás?
Leo poesía, narrativa, ensayo. En éste momento leo Tumbas de poetas y pensadores de Cees Nooteboom. Tengo una novelita que empecé a escribir y la abandoné. Si me animo este año la terminaré.

¿Traducís? Si es así, ¿qué relación creés que tiene esta tarea con tu producción poética?
No tengo la fortuna de traducir.

¿Creés en la función social, o incluso política, de la poesía?
En mi caso no. Otros quizá si. La poesía es una campana que cuando suena, hace que pienses.

¿Cómo imaginás a tu lector? ¿Pensás en una idea de lector mientras escribís, corregís o compilás?
Imagino que debe ser una montaña de pensamiento y lo pienso como un amigo. 

Algunos poemas:

cuando la luna
cubre
el cielo
con luciérnagas.
Abro todos los patios
con mis pies descalzos
La manguera
dibuja los geranios
y los pinta en el chorro
creciente de mis ojos.

*

Abatido
entre poemas
y autos.
Atravieso
éste sol tapado
por estrellas
y los alcoholes de Apollinaire.
Plegaria del viento
seca el dolor.
Mira el verso
infinito
que me empuja
hacia
los árboles.
Abejorros
discuten
sobre las diagonales
que separan sus nidos.

/

La terminal de colectivos
parece
una cúpula
llena de gatos
arañando 
la paciencia.
Las valijas
ruedan
rayando las baldosas.
Desde los kioscos de revista
los libros de Mujica Lainez
y Kenzaburo Oé
abrazan la histeria.
El capuchón de mi birome
rompe su cuerpo
en llanto
y escribe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario